viernes, 14 de agosto de 2009

Muñeca de loza

Tendría apenas cuatro años, tal vez cinco, ojos asombrados, Carita de susto y una gran soledad dentro del alma.
Miraba todo a su alrededor, como si la vida fuera una película en la que ella no participaba.
Las historias, eran de los otros.El protagonismo, de los otros también.
Es que, en realidad, estaba al margen.
Al margen de los afectos demostrados con pequeños gestos de amor, de una palabra de comprensión, de una mirada que diera seguridad, de una mano más grande que contuviera a la suya, tan pequeñita y con tanto frío a veces.
La vida era para ella un libro de cuentos.La imaginación, su refugio.
En ése contexto, las muñecas ocuparon un lugar especialísimo y junto con ellas, la necesidad tan grande de que tuvieran alma, porque el alma es la vida misma.
Fue por eso que una tarde, cuando recibió de regalo una muñeca de loza, con hermosas trenzas dibujadas y una vincha en la frente, se estremeció ante la posibilidad de que no tuviera un corazón que le otorgara vida.
Con sus manitas intentó hacer uno, con un trapito rojo que halló en el costurero. No sabía coser ni dibujar, sin embargo, desbordada por los sentimientos más puros llevó a la muñeca al patio y con todo el amor de una madre y el cuidado del mejor cirujano, partió su cabeza para acceder desde allí al pecho y colocarle ese corazón que le daría vida.
Tenía en la mente a Campanita, a Blancanieves, a sus sueños….. Si Pinocho se convirtió en niño de verdad, si volvió desde el vientre de la ballena que lo había tragado ¿por qué, entonces, esta muñeca tan amada, no podría convertirse en niña de verdad??
Buscaba, a través de la propia construcción, darse vida a ella misma. Crear un tejido que – a modo de injerto- forme una trama de amores que emparche el alma y permita que la vida florezca.
Por lo demás, la realidad fue bien distinta.
A veces en la vida, es necesario romper con todo para hallar algo valioso, o al menos intentarlo

2 comentarios:

Penélope Sierra dijo...

Todas las emociones buenas son recibidas con deseo... felicidades por el blog, sigue, expresando, viviendo!!!

Un abrazo

Al dijo...

Por tu comentario ingresé a tu blog, es Excelente!
Gracias por leerme.