domingo, 18 de octubre de 2009

ciberconfesiones

Falla- nuevamente- la conexión a Internet, por tal motivo he llegado (tras largo caminar) a un ciber café, desde el que inicio una serie de reflexiones que he de llamar
Ciberconfesiones, ordenadas en capítulos para su mejor lectura

Capitulo 1
Todo parece iniciarse el fatídico 5 de octubre: Se corta el acceso a la red.
Llamo a la mesa de ayudas, toman mi reclamo y me dan un plazo de solución en 72 hs.
antes del plazo logro conectarme. Feliz.
A los pocos días, se corta el acceso. Llamo nuevamente a la mesa de ayudas, me atiende una máquina y me pide una serie de datos que iré volcando al mismo tiempo que, corroboro la información y, si los datos son correctos, disco 1.
Continúo de uno en uno hasta que la voz me dice: “Muchas gracias por esperar, lo atenderemos a la brevedad”. Aguardo 15 preciosos minutos cuando me atiende un jóven que con un trato absolutamente impersonal me vuelve a preguntar TODOS los datos que acabo de cargar, le explico lo que pasa, me da una serie de sugerencias como que cambie el enchufe, que desconecte el teléfono, etc, etc. hasta que me informa que ha generado un reclamo y que en 72 hs….
Pasado unos días tengo acceso a la web y……se corta el servicio nuevamente.
Otra vez el piri pi pí con la mesa de ayuda, cargar los datos, se corta la comunicación, vuelvo a llamar, a cargar los datos, “Muchas gracias por esperar, lo atenderemos a la brevedad”………. tras 20 minutos de espera, oreja colorada no sé si por furia o por la presión del auricular, me atiende jóven impersonal, pregunta cosas como cuál es el numero de teléfono con dificultades, nombre del titular, si tengo encendido el módem, que describa qué luces tiene encendidas, que acceda al 10.0.0.2, que coloque la contraseña y, como no se logra acceso, genera un reclamo que, en 72 hs habrá de dar sus frutos. Accedo al servicio y se vuelve a cortar. Llamo nuevamente, grabo mis datos, los corroboran, debo aguardar para ser atendida a la brevedad (otros 20 minutos), nuevamente el piri pi pí del 10.0.0.2 (que a esa altura, ya canchera lo hacía solita yo desde casa y no llamaba a nadie, si te llamo, Cáspitas es porque ya apagué y volví a encender el prostituto modem, cambíe el enchufe, ingresé al 10.0.0.2 y cambié la clave,. Hice la doble vertical, le dí reiki al aparato y estoy que vuelo de la furia) generan un reclamo y deberán venir de la telefónica a casa!!!, a mi casaaa!!!!
Yo trabajo todo el día ¿vienen por la tarde noche??? No, no, ya lo sé, era una ironía. Arreglo en el laburo para estar a la hora prevista. Viene el técnico y me dice: “cambie el modem, acá cerca están poniendo el servicio a 3M y por eso se corta ¿qué tienen que ver elcambio entonces?????? Que espere que impacte el reclamo y en media horita está todo solucionado…………
A las tres horas llamo a la mesa de ayuda y quien me atiende me dice que Tengo que PAGAR un modem nuevo
-¿Por qué??? No se rompió por mi culpa!!!!
-No importa, debe pagar.
Pido (My God!) hablar con un supervisor, no existe, es imposible, no atiende público pero, le van a avisar que yo quiero comunicarme para que él me llame.
Nunca lo hizo.
Al rato, vuelvo a llamar a mesa de ayudas, me atienden y se genera toda la bola que antes dije, dejo los datos, mi numero de línea, nombre, reclamo, aguardo, aguardo, aguardo otro poquito más y….. me atiende una persona que me dice que me cambian el modem SIN CARGO, sólo debo esperar de 5 a 7 días.
Pido supervisor: no de todos los nones. “Le va a decir esto mismo, yo le aviso y él, luego, la llama.
Nunca lo hizo!
Vuelvo a llamar, idem lo anterior hasta que ¡Finalmente! Me atiende una jovencita más asquerosa que suegra en el primer aniversario de bodas a la que pido, me comunique con su supervisor.
- Sra ¿Qué luces tiene encendidas?
-Srta, no tiene importancia, mi llamado es para hablar con un supervisor.
–Ud. Es la titular de la línea??
-si, pero deseo hablar con un supervisor.
-Chequeo su número
- si, si, correcto, pero deseo hablar con el supervisor.
Y seguía así hasta que le digo - ¿Entendés castellano?? DESEO HABLAR CON UN SUPERVISOR
-Está ocupado
-No importa aguardo, la vida es larga.
Espero 40 minutos!!! Y se corta la comunicación.
Vuelvo al trabajo (a mi trabajo del que me había escapado un rato) y a la tarde, llamo para hablar con el supervisor y la c … de la madre que lo parió y me dicen, tan amablemente: “El supervisor le ha de decir esto mismo”
-Vamos a chequear la línea.
-Bien, gracias, sin embargo, quiero que el supervisor me diga lo mismo, dame con él,
-Vamos a chequear la línea
-Si, si, entendí y yo quiero hablar con el supervisor.
-Sra, le puedo decir que en pocas horas estaremos corroborando el funcionamiento de la línea
-No me importa, quiero al supervisor.
-Ud quiere que se le descuenten los días sin servicio?
-No, quiero tener el servicio que estoy pagando!
-Que tenga buenas noches Sra. y disculpe las molestias.

NO ME COMUNICÓ CON EL SUPERVISOR!!!!!!

Mi duda, frente a todo lo expuesto:
Arnet, cuenta con supervisores?
Por qué - de contar con ellos- no atienden al público??
Si no me satisface la respuesta impersonal, neutra, vacía y poco eficaz del operador a quién puedo dirigirme???
Cómo puedo hacer para que entiendan que quiero dar de baja el servicio???
Me están cargando???????

ESTAMOS TODOS LOCOS.

Mañana sigo con el capítulo 2 Mi vida como Reikista

3 comentarios:

ONUBIUS dijo...

Uff....¡¡¡
Mas que un odisea, increíble cuando las cosas se salen del tiesto, parece sacado de una película de suspense, claro que todo sigue igual, como al principio o peor, por que la desesperación se convierte en ropajes de la impotencia. Odio las maquinitas tras el teléfono, ya sean alimentadas por electricidad o vete a saber por que, no le encuentro razón de ser, si son personas como nosotros. Me gustaría verlos en la misma situación...

Abrazzzusss

Agradecido por tus felicitaciones.

Penélope Sierra dijo...

Jaja, que bueno Al, creo que todos hemos pasado alguna vez por esa llamada. Mi esposo una vez le dijo a la teleoperadora muy educadamente, como buen mexicano que es, que su jefe la estaba explotando, que no era digno que ella aguantase las quejas de todo el mundo sin tener ni las respuestas, pues ella era parte de la cadena de una estafa, total, le dijo tantas cosas que la chica le daba la razón al final, ... yo creo que ese día, dejo el trabajo con un manifiesto y todo, jajaja.

Un beso, guapa, cuídate mucho!

Penélope Sierra

Al dijo...

Ajajá! No se me había ocurrido el comentario de tu esposo. Como todavía sigo con problemas, la próxima vez que llame a la mesa de ayuda voy a utilizar la herramienta que has puesto en mis manos.

Que estés bien!
Cariños para ti