viernes, 5 de marzo de 2010

Nushú

Hace un tiempo se conocío la noticia de la muertede  Yang Huanyi una mujer de 98 años,  última persona en el mundo en hablar la lengua nushu. Al  morír se  llevó con ella el conocimiento de un lenguaje milenario. Varios lenguajes se han extinguido en este mundo globalizado y multiculturalista, que por multicultural entiende el dominio de unas culturas dominantes sobre otras consideradas como débiles.


Durante el siglo III Oriente vivía una situación de machismo incluso superior a la que se presenta hoy en día. Tan grande eran las limitaciones sufridas por las mujeres en la China antigua que no solo se les estaba prohibida la educación, sino que además debían vivir encerradas en las casas de sus padres o maridos.
 Ante esta imposibilidad comenzaron muy gradualmente a crear un sistema de comunicación escrito considerado único ya que es, o mejor dicho fue, la única lengua escrita que no posee un paralelo oral; así nace el Nushu, o “escritura de las mujeres” en Chino.
El lenguaje sería utilizado para enviarse correspondencia secreta entre las casas camuflado como dibujos “abstractos” en jarrones, abanicos y pinturas, resultando ser una herramienta invaluable para enviarse todo tipo de mensajes.
Lo más llamativo son las “Cartas del tercer día”, folletos disimulados de varias maneras que, secretamente, serían escritos dejados por las madres y tías sus hijas y sobrinas que servirían a manera de consejos, recomendaciones y canciones. Denominadas Cartas del tercer día ya que justamente estas eran enviadas a la novia tras el tercer día tras el casamiento.

Un gran problema en la conservación de este lenguaje es que no existen prácticamente documentos escritos que, debido a su caracter secreto, era normal que los textos fueran destruidos tras ser leídos.

 
  Síntesis de artículo en http://mami-logopeda.blogspot.com/  Agoste de 2009

3 comentarios:

٭sofia٭ dijo...

buenas tardes, el dato que compartes me parece muy interesante
gracias por el aporte y que pases una feliz noche muchos saludos

Edu dijo...

Lo lei en el periodico la moticia, con ese lenguaje desaparece un mundo. En cuanto al machismo, no es solo patrimonio de occidente, es una cuestión de superestructura como diria el viejo filosofo de Treveris.
Un Beso

Flor Azul dijo...

Realmente es una pena perder lo que considero parte muy importante de las historias o la esencia de una cultura.
Gracias como siempre por tus aportes.
Un abrazo, Flor Azul.