miércoles, 23 de junio de 2010

Ahhh las libélulas han vuelto...
Cuando decidí armar el blog pensé en dos cosas, una de ellas tenía que ver con la posibilidad de ejercitar mi manejo con la pc y las herramientas que proporciona, de manera -sino divertida- al menos amena.
Es así que lograr insertar una foto me lleva mi buen tiempo (ahora ya no tanto)
Mi primer premio (lo otorgó María) no pude retirarlo ya que no tenía ni la menor idea de cómo hacerlo...
En fin, me manejo entre torpezas y siempre ejercito ensayo-error, hasta que al fín queda.
Gracias Carlos por tu respuesta (vos tenés un blog bien armado)
Anoche me acosté muy tarde, casi no dormí, porque la desesperación de querer hacer algo y que no saliera me puso mal....Bien, cuento esto porque hoy... Milagro!! aparecieron las señoras libélulas así porque si y esto me trajo a reflexión cuántas veces nos hacemos mala sangre por cosas que nos parecen gravísimas, angustiantes y en realidad no lo son tanto (si vamos a ser sinceros, cambiar la plantilla de mi blog no cambia en nada al mundo, ni siquiera a mi pequeño universo)
Quedé pensando decía, en el valor de la palabra del otro, en este caso Carlos, que me demostró que hay alguien del otro lado dispuesto a prestar la oreja, o los ojos, atento a lo que nos pasa y ver si se puede colaborar.
Pequeñas cosas, esas que hacen grande a la vida, como llegar a casa después de un día de trabajo agotador,  que afuera esté haciendo mucho frío y se prepare una tormenta (hay viento Norte) y uno esté cobijado en su casa calentita, a resguardo, volviendo de cumplir con una tarea que -además de permitir el sustento- me gusta hacer...
Tener un hogar, familia (aunque me queje porque mi hija deja tooodo desordenado)
Salud.... Vida, en definitiva.
Abro las manos y dejo volar a la libélulas como un canto de amor y gratitud por las pequeñas grandes cosas que me suceden y por la esperanza de que me van a suceder otras, muchas, más y mejores. No sólo a mí, sino a todos.
La vida está hecha de pequeños milagros cotidianos que conforman una realidad feliz... ya vas a ver, mi querido doctor, que pronto lo vamos a poder disfrutar

4 comentarios:

٭sofia٭ dijo...

amiga que lindo expresas cada cosa
traes un excelente mensaje y mucha reflexion, con tus palabras
tienes tanta razon,
asi somos aveces nos sofocamos hasta por cualquier tonteria,
asi que hoy aprendi la leccion del dia besos.

Ni Nut dijo...

Hola Al!!
Me alegro que hayas recuperado tus libelulas, no pude salir a tu socorro porque cuando lei tu pedido de auxilio me quede sin internet y loca por no poder contestarte en tiempo y forma.
Problemitas que trae la banda ancha movil.
Pero como te han dicho Carlos y Sofia muchas veces nosotros no vemos en nuestros propios blog las cosas y los demas si, asi es la tecnologia.
Yo por curiosidad y por necesidad sin saber nada investigue y arme todos mis blog, creo que es cuestión de paciencia y ganas.
Luz y Amor, Flor Azul

Jose Joel Rios dijo...

El poder de la lectura atrae al grupo más minúsculo. Las letras deciden el resto.
Un saludo cordial.

Penélope Sierra dijo...

Maravillosa tú,... tú y tus libélulas agarradas de la mano de tús pensamientos.

besos