lunes, 7 de noviembre de 2011

De regreso....

He vuelto después de un largo caminar dentro de mí misma.
Gracias, muchas gracias a todos los que dejaron mensajes en el blog o escribieron a mi correo.
Gracias por el afecto, por las palabras.
Han pasado ...tantas cosas...! cuento una: finalmente, después de tanto estudiar, los nervios me jugaron una mala pasada y reprobé el concurso. Sentada frente a la hoja en blanco, mi mente estaba igual que ella. En un primer momento pensé firmar  y entregar pero luego intenté serenarme y escribir (lo poco que pude) Un merecido dos, ésa fue mi calificación.
Lloré mucho. Mucho en verdad, sobre todo cuando contaba el resultado y no me creían.
Recibí muchas palabras de consuelo. Algunas me sonaron a hueco, a frase remanida, otras -en cambio- me rozaron el corazón.
Me hizo bien el amor de mis hijos (a todos siempre nos hace bien) y el chocolate que me convidó mi amiga Silvia. Con él me remonté a una infancia soñada de chupetines y calesitas, de complicidades, de rodillas raspadas, de retamas amarillas y mariposas amarronadas. Qué lindo era, por  tanto, encontrar una "lecherita": una mariposa totalmente blanca... !
Por qué será, que se desea tanto  lo que es difícil??
Qué importante valorar las cosas mínimas (¿mínimas?) una palabra salida desde el corazón, un gesto en concordancia, una mirada.... ah... de pronto vuelve a mí, con su fuerza vital, con todo el ímpetu,  mi adolescencia y recuerdo a Sukie (así me llamaban) recitando a  Bécquer...



"Por una mirada, un mundo,
por una sonrisa, un cielo;
por un beso... yo no sé
qué te diera por un beso"

4 comentarios:

Daniel dijo...

Bienvenida querida Amiga
Un fuerte abrazo al Alma.
Dani..

Jose C. dijo...

Albricia!!! Alicia!!! bienvenida los amigos te extrañamos muchisimo!.

Mariela "Shanti" dijo...

Hola!!! Alicia Bienvenida una vez más!!! Te extrañé un montón. Acá estamos tus amigos de siempre para apoyarte y decirte que esto no es una derrota, todo lo contrario es un nuevo camino recorrido....
Mariela, desde Mi Jardín y Mi Esencia Ayurveda.

Myriam dijo...

Alicia querida: ¡¡Bienvenida de regreso y perdona que no me diera cuenta antes!!.

El secreto del éxito no está en tus logros, sino en saber levantarte detrás de una caída.

Es así, los nervios, nos juegan una mala pasada, pero confío en que sigas adelante y lo intentes de nuevo o busques otros proyectos que te den satisfacción.

Besos desde el corazón