miércoles, 14 de julio de 2010

matrimonio gay

Tengo encendido el televisor y continuamente están bombardeando con el  debate que se produce en el Senado por la Ley del matrimonio gay. Me sorprende escuchar  tantas personas que hablan de lo "normal", lo "natural", de Dios, de los derechos de las personas a unirse con quién deseen y de los hijos que puedan venir de esa union, en tanto igualdad de derechos con los otros hijos, cuyos padres tienen otras tendencias sexuales. Todos discuten, se agreden, creen tener la razón, enarbolan el derecho de los niños, pero nadie escucha. ¿sabemos escuchar?
Cuánta dureza en las posiciones! Me asusta cómo algunas personas se atreven a hablar en nombre de Dios, e incluso, en su nombre a juzgar
Vuela mi mente e imagino la santa Inquisición, pensar que alguna vez creí que eso era  tiempo pasado...

7 comentarios:

♥ Sussy* dijo...

Son temas muy comunes en estos tiempos,
Cada quien tiene su propia Opinion
una forma diferente de ver las cosas, yo no podria juzgar ni ponerme en los zapatos de nadie, ya que cada quien en un determinado momento elige de la manera q quiere vivir, lo importante es ser feliz y dejar que Dios sea quien juzgue lo correcto e incorrecto
el articulo es muy bueno te dejo un saludo grande! hasta luego.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Para comenzar, me parece muy valiente el paso dado en Argentina al permitir el matrimonio gay, cosa que se ha permitido acá en Suecia, obviamente con reacciones encontradas. Lo que se comenta en esta entrada es en esencia la evidencia de que existen sectores del pensamiento humano aún en la época de la inquisición y sin el más mínimo asomo de respeto por los derechos de los demás individuos de la sociedad. El debate es intenso y hasta doloroso para esas personas que como los homosexuales tienen derecho a su vida, a vivir sus sentimientos, a su sexualidad. Si una sociedad medieval los quiere condenar al ostracismo, a ser parias por el mundo o a condenarlos a la hoguera enarbolando banderas morales y religiosas, entonces, me parece que los sectores del pensamiento progresista, por encima del bien y del mal y respetuosos de la libertad del individuo como ser humano, deben luchar firmemente por detener el influjo retrogrado y cobarde de la reacción medieval.
Un abrazo.

Citlalinushka dijo...

De este lado del mundo acabo de leer una nota en el periódico sobre una mujer "defensora de los derechos femeninos" diciendo que los tatuajes y las perforaciones hablan de una mujer sin valores. Es la misma que hace un par de meses condendó el aborto aún a pesar de ser producto de una violación. En pleno Siglo XXI, las cosas no han cambiado mucho... una pena.

Saludos desde México!!

ONUBIUS dijo...

Es respeto a veces es tan solo eso, una palabra con cierta rimbombancia que se queda en eso, en tan solo una palabra. Solo pediría una cosa, que su significado pudiese ser entendido por tod@s, lo demás no es del todo importante por que aprendido su significado muchas cosas dejarían de ser extrañas...

abrazzzusss y buen fin de semana.

carlos63 dijo...

En estos días como alguien ha dicho, es muy normal. La convivencia, es algo que no parece estar de moda. Todos se empeñan en imponer sus ideas y cada vez se recortan mas las libertades. Nadie razona y todos se contradicen a si mismos constantemente. Demencial.

Saludos.

Daniel dijo...

En realidad esté es un tema muy complejo, que dá para largo...
Y creo que cualquier cosa que dijese estaría fuera de contexto
Entonces me limito a comentar
Como también pienso que pude leerte y atraves de tus palabras ya lo has dicho todo.

Amiga te envío mi abrazo.
Dani..

Edu dijo...

Hablar es facil y cualquiera lo efectua, lo dificil es convencer.
Un Beso